Secretos para el éxito con el Dr. Kyle Stanley

Traducción de

Andrea Martínez

Kyle Stanley

Esta semana, Jana Denzel hablará con Kyle Stanley sobre su vida en la odontología y por qué él es ahora un promotor de la salud mental en la profesión.
 

El Dr. Kyle Stanley es un dentista de Beverly Hills, Estados Unidos. Es reconocido por su trabajo en el área de estética, implantes dentales, diseño de sonrisa e inteligencia artificial en odontología.

También es Co fundador de “Pearl” y un líder de opinión para DSD (Diseño Digital de Sonrisa) trabajando de cerca con el Dr. Christian Coachman en manipulación de labios y el futuro de la odontología.

El Dr. Stanley es al mismo tiempo un conferencista internacional que ayuda a profesionales a nivel mundial a superar el estrés y el síndrome de “burnout” para vivir una vida más balanceada y exitosa. Fue nombrado por la Academia Americana de Odontología Cosmética como “La nueva generación de la Odontología Cosmética”, en el 2015 y “Uno de los mejores educadores jóvenes de la odontología”, por el Club de Estudio de Seattle.

 

Por favor cuéntenos un poco de su vida y cómo se involucró en la odontología.

Kyle Stanley: Crecí en el sur de California y mi papá era dentista. Siempre estuve interesado en temas de cirugía en general.

Cuando inicié la universidad, trabajaba como asistente para un cirujano oral y lo disfruté mucho. Así que cuando empecé en la Escuela de Odontología pensé que seguiría en cirugía oral. Allí conocí al Dr. Pascal Magne, quien me inspiró a explorar también la odontología estética.

Después realicé mi residencia en implantología en Brasil y utilicé mi entrenamiento con Pascal Magne para implementar la odontología estética en mi trabajo de implantología.

Ahora trabajo en Beverly Hills, California, y me concentro en odontología de alto nivel para un volumen bajo de pacientes.

Utilizamos los mejores materiales y realizamos los mejores tratamientos sin dejar que el tiempo o dinero sean una barrera. Este es el tipo de odontología que se hizo famoso por mi amigo el Dr. Miguel Stanley, llamada Slow Dentistry.

Sin embargo, mi rol principal fuera de la odontología clínica es ser padre y esposo. Mi familia está primero, sobre todo lo que tenga que ver con odontología. No me gusta presentarme como odontólogo. Al contrario, me gusta presentarme como un padre. ¡Soy solo un padre que de casualidad tiene una profesión en odontología!

 
Escucho las estadísticas de los odontólogos estresados, con síndrome de burnout e incluso con pensamientos suicidas, ¿cuál es la causa de esto? ¿Cómo pueden los dentistas con tanta pasión por su carrera terminar en burnout? ¿Cuál crees que es la principal causa del deterioro de la salud mental en la odontología?

Kyle Stanley: Yo era como tú, lo que más me apasionaba era la odontología, pero tuve que poner las cosas en su lugar. Tuve que asegurarme que era valioso también fuera de la odontología. Por esto es que siempre digo que soy un padre antes y mi propósito es ser un padre y mi profesión es ser odontólogo.

Para responder a tu pregunta, es multifactorial.

Tienes estrés físico (dolor de espalda, cuello y hombros). Tienes estrés de litigio (temas legales). Y tienes las responsabilidades como el manejo de personal, deudas, altas cargas de trabajo. La odontología está muy orientada a los detalles porque estamos midiendo décimas de milímetro, lo que es muy loco. Especialmente porque trabajamos en una de las regiones más dinámicas del cuerpo.

Por esto, se me ocurrió algo que llamo el “triángulo de la culpa”. Aquí tienes al doctor que puedes culpar, al paciente que puedes culpar y también tienes a estos factores externos a los que puedes culpar, sobre los cuales nadie tiene control.

No puedes tomar la culpa de todo cuando algo sale mal. Estos factores externos como genética, bacterias o musculatura, no los podemos controlar.

 
¿Como dentistas cómo podemos trabajar más en nuestras habilidades de comunicación?

Kyle Stanley: Teniendo mentores. Teniendo grupos de apoyo— yo inicié un curso de educación continua llamado “Light Side”. Este es un grupo donde los odontólogos pueden hablar y compartir sus experiencias, buenas y malas y aprender los unos de los otros.

Discutimos las formas de resolver los problemas, basados en la ciencia, Identificando las causas del estrés, encontrando nuestro propósito, aprendiendo formas de lidiar con el estrés y llevándonos a nosotros mismos para llegar a ser lo mejor que podamos.

El acrónimo es RIPLE, por sus siglas en inglés. Me gusta pensar que cuando eres un “lightsider” puedes ayudar a crear conciencia sobre la salud mental en nuestra profesión, como las ondas en un estanque.

 
¿De donde viene la idea de Pearl y cuales son sus objetivos?

Kyle Stanley: La idea la tuvo nuestro CEO, Ophir Tanz. Él es el fundador de una empresa previa de inteligencia artificial que trabajaba con la visión computarizada para los medios. La visión computarizada es la parte de la inteligencia artificial que le permite a las computadoras ver.

Frecuentemente, muchos de nosotros utilizamos algo llamado el “procesamiento del lenguaje natural”. Esto es lo que tenemos en nuestros iPhones. Por ejemplo, al utilizar Siri diciendo- “Dame la ruta para la casa de mi madre”, esto es lo que la computadora escucha.

Ahora, la visión computarizada es enseñarle a la computadora a ver y entender lo que hay en una imagen.

Ophir era uno de mis pacientes. Él vino a mí con la idea y mencionó que estaba pensando en utilizar este sistema en el área de la odontología y preguntó si me gustaría ayudarlo. Su padre era dentista, al igual que el mío- nos unimos por eso y le dije que ¡Sí!

Me dí cuenta que los seres humanos son geniales, pero un área en la que somos deficientes es en la constancia. Puede que yo no diagnostique lo mismo un lunes que un viernes. Probablemente no diagnosticamos lo mismo antes y después de la comida o si estamos estresados o no. Existen muchos estudios que prueban esto.

Lo que hace la inteligencia artificial, es que toma cantidades masivas de información y la analiza en segundos. Tú puedes observar y empezar a realizar las conexiones que llevarán al paciente a obtener el mejor tratamiento, a los dentistas a tener menos responsabilidad y sobre todo una mejor experiencia para todos en el mundo de la odontología. Creo que este es el futuro.

El proceso existe como una ayuda para los dentistas y no para reemplazarlos. ¡Yo soy odontólogo y no quisiera crear algo que me reemplace! Fue creado como una herramienta de apoyo, lo que reduce tus responsabilidades. Así cuando ves una radiografía ya sabes lo que estás buscando.

Por esto es que llamamos a nuestro sistema “Second Opinion” (Segunda opinión).

 
¿Cuál ha sido el mayor reto al que se ha enfrentado durante su carrera y como lo solucionó?

Kyle Stanley: Lidiar con las complicaciones era y es aún difícil para mi.

Cuando me gradué mi ego estaba tan alto, y es la peor manera de enfrentarse al mundo del trabajo.
Estaba tratando pacientes y no estaba siendo tan abierto como debería (no estaba hablando de las complicaciones que podrían suceder). Por lo que cuando se presentaban las complicaciones, pasé por un momento muy difícil en la odontología, un momento en el que quería renunciar porque no podía manejar el estrés.

Por suerte, pude salir de eso. Al hacerlo me di cuenta de la importancia de la salud mental y por eso ahora soy un promotor de ella. No quiero que ningún otro dentista pase por lo que yo pasé, especialmente aquellos jóvenes que inician su carrera.

Ahora he cambiado la forma en la que me comunico con los pacientes y me enfoco en las complicaciones. Esto es lo que me hacía falta al inicio de mi carrera.

 
Si tuviera la oportunidad de ir a cenar con cualquier persona en el mundo, vivo o muerto, ¿quién sería y por qué?

Kyle Stanley: Diría que mis abuelos. Los conocí en las primeras dos décadas de mi vida pero me encantaría mostrarles cómo nos está yendo a todos ahora.

Si pudiera verlos de nuevo me encantaría preguntarles: ¿Cómo fue estar en las guerras? Y, ¿cómo era la vida en aquel momento?

Eran personas muy importantes en mi familia. Aún hablamos de ellos aunque no han estado aquí por décadas. ¡Sería un sueño para mí tener ese legado!

 
Además de su familia, ¿qué es eso en su vida por lo que está más agradecido?

Kyle Stanley: Mis relaciones interpersonales. Tengo la suerte de tener amigos alrededor del mundo y he podido mantenerlos especialmente con el uso de la tecnología.

Tengo la suerte de poder llegar a cualquier ciudad grande del mundo y tener algún amigo, relacionado o no con la odontología, con quien poder ir a comer o cenar y me encanta eso.

 
¿Cuál ha sido uno de sus mayores logros hasta el momento en la odontología?

Kyle Stanley: Tuve la oportunidad de dar una conferencia en el 25 aniversario. Fue uno de los eventos con conferencistas de los nombres más importantes para la odontología y para mí y yo era el más jóven allí.

El estar rodeado de personas a las que admiro fue genial. Y ser considerado al mismo nivel de ellos fue un honor.

Mi conferencia fue sobre el levantamiento de labios, que fue un procedimiento que yo introduje a la odontología. El congreso llevaba por nombre The Legacy Tour y era sobre cómo quisieras poder ser recordado y en ese momento pensé que era el levantamiento de labios.

Ahora es darle la importancia que merece la salud mental en nuestra profesión.

 
Finalmente, a forma de reflexión, ¿Cuál es la mayor lección que se puede llevar del último año de pandemia?

Kyle Stanley: Gratitud. Agradecer que cada día despierto y aún respiro, que mi familia tiene salud y que tengo un techo sobre mi cabeza.

Tomar un tiempo y darnos cuenta de lo importante que es lo que tenemos.

Artículo original: https://dentistry.co.uk/2021/06/30/secrets-to-success-with-dr-kyle-stanley/

*Traducción de: Andrea Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *